Ocurrió durante un torneo de fútbol para niños. El protagonista no fue ni el máximo goleador, ni el máximo asistente, sino que fue ¡un ciervo!


5 de Septiembre de 2017

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here