Ocurrió durante un torneo de fútbol para niños. El protagonista no fue ni el máximo goleador, ni el máximo asistente, sino que fue ¡un ciervo!


5 de Septiembre de 2017

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.