Un ciervo atrapado por la nieve es salvado por un guarda

ciervo nieve

Recuperamos esta historia de 2018 donde un ciervo quedó atrapado en la nieve. Los cazadores y los guardas son los primeros en echar una mano cuando el medio natural necesita ayuda.

Por Carlos Vignau

ciervo nieve

2018 fue un año realmente complicado en cuanto a la meteorología se refiere. Las inclemencias meteorológicas y los cambios de tiempo afectaron seriamente a la fauna salvaje y fueron varios los casos de animales sepultados por la nieve que salieron a la luz entonces.

Como siempre, los cazadores y los guardas de los diferentes cotos acudieron al rescate, en defensa del medio natural. Con distintas medidas, según la zona, intentaron paliar al máximo los efectos de los temporales de agua, nieve y viento.

No fueron pocos los casos en que los cazadores aportaron suplementos alimenticios a la fauna salvaje cuando la climatología dificultaba el acceso al alimento.

Tampoco han sido exiguos los casos en que los cazadores tuvieron que rescatar animales que habían quedado atrapados en la nieve o por otras causas como el viento. Cuando era necesario, abrieron vías para que la fauna -en general, no sólo la cinegética- se beneficiara de estas labores y pudiese transitar con mayor facilidad.

Un ciervo atrapado en la nieve

En 2018 el monte español sufrió en sus carnes un fenómeno poco habitual: las nevadas de primavera. A principios del mes de abril, un ciervo quedó atrapado en la nieve en los montes de la Serranía de Cuenca. El animal se hundió hasta la cuerna debido a la fuerte nevada que asoló aquellos parajes y era incapaz de salir pero pudo salvar su vida gracias al trabajo de un guarda que lo vio y lo desenterró antes de que pereciera.

Una vez más, cazadores y guardas, demostrando ser una ayuda fundamental para la fauna silvestre y el medio ambiente.

El guarda, rescatando al ciervo enterrado bajo la nieve.