Un ciervo ataca a un muflón que invadía su espacio vital

ciervo

En este vídeo queda claro que no se puede atosigar a un ciervo. Este muflón seguro que no volverá a hacer una cosa semejante.

Por Carlos Vignau

ciervo

Cuando alguien está descansando tranquilamente lo último que debes hacer es provocarle. Mucho más si ese alguien te saca más de 100 kilos de pesos y tiene una corona llena de afilados puñales en la cabeza.

este vídeo muestra cómo un macho de muflón pagó los platos rotos. Un buen rebaño rodeaba a un ciervo en medio de un prado pero este no se sentía demasiado cómodo con tantos ojos mirando así que sin pensarlo demasiado, embistió a uno de los muflones, tirandolo al suelo.

Aquí tienes el vídeo:

Graban la pelea de dos monstruosos jabalíes

Debido a que los encuentros entre grandes jabalíes se reducen a la época de celo y a la actividad fundamentalmente nocturna de estos animales, filmar unas imágenes como las siguientes no es nada sencillo. De ahí que tengan especial interés, lo que ha llevado a cerca de un millón de personas a reproducirlas en las redes sociales. 

En el vídeo, que apenas dura unos segundos, pueden verse dos grandes machos midiendo sus fuerzas. Incluso en un determinado momento el más grande llega a levantar a su oponente del suelo de una embestida, lo que hace patente la fuerza con la que asestan cada golpe. 

Este es el vídeo: