Cierre
Pescadores intentando fortuna en el río Bidasoa, a la altura de Endarlatsa. / A.D.C.

Tras la captura del duodécimo salmón multi-invierno, se veda la pesca en el tramo salmonero durante una semana.


21 de Mayo de 2018

Como indica la normativa de este año, con la captura del 12º salmón multi-invierno, (de varios años de mar y de más de 70 centímetros de longitud) el pasado jueves, se cerraba durante una semana la pesca del salmón en el río Bidasoa.

Ese día por la tarde se pescaba el número 12, un ejemplar salvaje de 4.750 gramos, en el tramo salmonero del Bidasoa. Así que según la normativa y como medida de protección de estos salmones, se establece una semana de veda, del 18 al 24 de mayo, ambos inclusive.

Este año, además de la licencia de pesca en vigor, los pescadores de salmón deben sacar permisos diarios personales, y muchos lo hacen con antelación. En esos casos, los permisos concedidos para esos días quedan cancelados.

Apertura y nuevo cierre

Una vez que se reabra la temporada, tan solo se podrá pescar durante tres días, porque la normativa de este año también fija un periodo de veda. Y después habrá una nueva reapertura.

En concreto, la temporada se reabrirá de nuevo los días 25, 26 y 27 de mayo y, posteriormente, se volverá a cerrar por el período de veda fijado entre el 28 de mayo y 13 de junio (ambos inclusive). El 14 de junio se volverá a abrir y la temporada finalizará el 30 de julio (el 31 es martes no festivo, por lo que no se puede pescar) o antes, si se alcanza el cupo de 66 salmones en total, independientemente de que sean salmones añales o multi-inviernos.

Capturas

Hasta la fecha, los 12 salmones pescados han sido multi-inviernos (de al menos 70 centímetros de longitud), con un peso medio de 4,7 kg y una longitud media de 76,3 cm. La mitad de los ejemplares pescados son salvajes y la otra mitad provienen de repoblaciones de la piscifactoría de Mugaire.

El primer salmón se pescaba el 18 de abril en Las Nazas y a cucharilla. Pesaba 4.750 gr. y medía 77,5 centímetros. Tardaban varios días en pescar el segundo y los pescadores se quejaban de que apenas se veían ejemplares en el río. El 28 de abril en Escalera y a ninfa salía el segundo, con un peso de 5.520 y 82 centímetros de longitud. En ese punto salía el tercero el día 30, también a ninfa, con un peso de 4 kilos y 72 centímetros.

El cuarto lo pescaban el 2 de mayo en Aierna y a cucharilla, con un peso de 4.750 gr. y 75 centímetros de longitud. El quinto y el sexto salmón lo pescaban el 4 de mayo. El primero de ellos en las Nazas y a mosca, con un peso de 3.800 gr. y 71 centímetros; y el segundo, en Montoia a mosca y pesaba 4.150 gr. y medía 76 centímetros.

El 9 de mayo pescaban el séptimo ejemplar en los túneles y a mosca. Pesaba 4.750 y medía 77 centímetros. El 16 de mayo hubo tres capturas; en Montoia (4.750 y 75), en Desprendimientos (5.300 y 79,2) y en Escalera (4.600 y 75,6), los tres a mosca.

El 17 se registraban las dos últimas capturas, ambas en Púlpito y a mosca, de 5.750 gr. y 80 centímetros, y de 4.750 gr. y 75 centímetros de longitud.

El sentir general es que «o se ven menos salmones que otros años, o nos cuesta más verlos. El río ha cambiado con el derribo de la presa de Endarlatsa, y cambiará aún más…», afirman varios pescadores habituales del Bidasoa.

Noticia publicada en diariovasco.com

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here