Cazan un descomunal jabalí y lo tienen que mover con la ayuda de un tractor

jabalí

Estos cazadores cazaron un jabalí de enorme tamaño y si no llega a ser gracias al tractor que les echó una mano aún estarían tirando de él en el monte.

Por Carlos Vignau

jabalí

La caza del jabalí en Turquía está cogiendo un peso muy importante entre los aficionados a esta espectacular práctica. Sus montes y campos albergan una población estble de cochinos que, además, cuentan con ejemplares de entidad tanto en peso como en trofeo, haciendo de este un destino más que interesante para los cazadores.

En el caso del vídeo que vas a ver a continuación, los protagonistas son una cuadrilla de cazadores locales. En una de sus jornadas tras los jabalíes dieron con un macho de esos que no se olvidan. Un enorme jabalí con un corpachón descomunal y un bonito trofeo coronando su hocico.

Otra foto del enorme jabalí / YouTube.

Tan grande era el animalito que fue imposible moverlo del sitio por lo que los cazadores echaron mano de un tractor, lo ataron con una cadena resistente y lo alzaron para poder disfrutar de kilos y kilos de carne recién cazada.

Todo un sueño para muchos. Aquí tienes las imágenes:

Otro jabalí enorme, capaz de asustar a una manada de lobos

Este es uno de esos vídeos que no puedes parar de ver. La naturaleza en estado puro. Si eres un amante del campo, vas a alucinar.

Las imágenes pertenecen al canal de YouTube Territorio del Noroeste. En ellas se observa un montón de carroña en pleno monte.

Tal y como aseguran ellos en la descripción del vídeo, «un zorro que activa la cámara permite escuchar el aullido de unos cuantos lobos que estaban a la espera de terminar el potro abatido la noche anterior. Alguno se acerca, pero quien más la aprovecha es un enorme jabalí que detecta la carroña y se adueña de ella».

Llama poderosamente la atención ver como los lobos, tirulares y propietarios de los restos del potro, no entran demasiado confiados. No sabemos si recelan de la cámara de fototrampeo o barruntaban la llegada del enorme cochino que finalmente da la cara.

El jabalí es sencillamente espectacular. Grande, alto, largo, potente… Lo tiene todo para ser respetado incluso por una mandada de lobos y él lo sabe.

Aparece en escena y sin dudarlo un momento comienza a devorar los restos de carroña, sin dar opción a los lobos.

Todo un poderoso maestro de sierra cargado de confianza.

¡Fantásticas imágenes!