Un cazador abate a un descomunal jabalí a dos metros y al acercarse se lleva esta sorpresa

jabalí con navajas
Jabalí con enormes navajas

Los perros perseguían a este enorme jabalí hasta que llegaron a la posición del cazador, que revolvió la tensa situación demostrando tener nervios de acero. Lo que se encontró cuando se acercó al animal quedó grabado en este vídeo.


Por Rubén Montés / Redacción Cosas de Caza y Pesca

jabalí con navajas
Jabalí con enormes navajas

Este vídeo, sin duda, parece sacado de una película de ficción. Es un lance épico. Ya hemos publicado alguno parecido y quizá tú también hayas vivido situaciones similares. Pero lo que realmente impresiona de las imágenes son las navajas gigantes de este jabalí.

Una ladra en el bosque. Emerge la figura de un enorme jabalí alcanzado por los perros. Por suerte, el cazador portaba una cámara deportiva acoplada en el cañón del arma y consiguió capturar el espectacular lance.

La escena se produjo en una zona de monte espeso, algo que dificultaba la visión del cazador. Por suerte, la ladra se podía escuchar perfectamente, y al menos le sirvió para prepararse y encarar antes de que llegaran.

¿Un jabalí o un mastodonte?

El lance fue efectivo, aunque tuvo que disparar hasta cuatro veces para derribar al mastodonte que se le echaba encima. Rápidamente los perros se echaron encima y el cazador se acercó a cobrar el jabalí.

La sorpresa llegó cuando al acercarse al jabí descubrió los enormes colmillos que sobresalían de su boca. Un trofeo descomunal con el que muchos cazadores soñamos.

Otro lance de jabalí para el recuerdo

En esta ocasión el cazador tuvo la fortuna de cobrar el jabalí pero muchas veces es misión imposible, por muchas veces que dispares. Y sino que se lo digan a los protagonistas del siguiente vídeo. Es uno de los más comentados de las redes sociales. En él toda una armada de cazadores se encuentra colocada en una zona de bancales con buen tiradero.

En las imágenes se ve cómo el jabalí entra en el tiradero del primer cazador, que comienza a dispararle. Realiza tres disparos sin lograr detener al cochino, que avanza hacia los siguientes puestos. Seguidamente prueban fortuna los demás, pero el gran macareno continúa corriendo sin acusar ningún tiro… o al menos eso parece.

No sabemos si finalmente se harían con el jabalí en otros puestos, pero a estos cazadores seguro que no se les olvida el lance. Lo importante es que antepusieron su seguridad y cada uno respetó la zona de tiro. Un ejemplo como buenos cazadores.