Caza varios patos con un equipo completo comprado en una casa de empeños

patos

Tanto la escopeta para los patos como la munición y los reclamos fueron compradas en una tienda de segunda mano y este fue el fantástico resultado.

Por Carlos Vignau

patos

Este tipo se ha encargado de demostrar que el archiconocido refrán «es el indio, no la flecha», es absolutamente real. Desde su conocido canal de YouTube llamado FLAIR, llevan años enseñando como se practica la caza de patos en Norteamérica, siempre empleando para ello las últimas escopetas y la ropa más técnica.

En uno de sus vídeos, un seguidor le propuso que visitara una de las muchas casas de empeño que hay en Estados Unidos y caza patos con herramientas de segunda mano. El cazador aceptó el reto y este es el resultado.

Para la cacería compró una vieja escopeta paralela que sería alimentada con cartuchos de cartón con más de 50 años de antigüedad. Los patos serían atraídos gracias al uso de dos llamadores de madera, que nada tienen que ver con los afinados reclamos modernos.

Con todo el equipo listo, este vídeo te muestra el resultado de dos espectaculares tiradas con semejante material. Creemos que ha superado con creces el reto…

Tres tiros, cuatro patos

La caza de acuáticas desde puesto fijo es una de las modalidades más espectaculares que se pueden practicar. Cuando el cazador se encuentra en su puesto y el sol comienza a despuntar, poco importa el frío invernal de la madrugada o los kilos de barro alojados en la suela de las botas.

En este espectacular vídeo, grabado con una cámara deportiva alojada debajo del cañón de la escopeta, podemos comprobar lo que veía el cazador en ese momento.

El puesto es precioso, los cimbeles flotan tranquilos en el agua y la nieve de fondo decora un escenario único. Los reclamos flotantes parecen tener éxito y un bando de patos desciende atraídos por sus congeneres de goma.

El cazador, que va equipado con una escopeta semiautomática, espera a tener a los patos a tiro y dispara tres veces, derribando cuatro aves. Con la primera detonación, dos patos tropiezan con la plomada y caen al agua.

Aquí tienes el vídeo del fantástico lance: