Caza una cierva con un arco casero fabricado con la ayuda de una navaja

caza con arco

Este cazador se ha puesto en la piel de nuestros ancestros y ha sido capaz de cazar con arco tradicional una hembra de ciervo.

Por Carlos Vignau

caza con arco

La caza con arco es una modalidad que está pegando fuerte desde hace unos años entre los cazadores españoles. Ya son muchos los que prefieren este tipo de armas en lugar de los ruidosos rifles. Permiten al cazador pasar desapercibido incluso después de cerrar el lance y le obligan a acercarse a su presa lo máximo posible si quiere tener éxito.

En el siguiente vídeo, del canal de YouTube Florentin bowhunting, todo esto se ha llevado a la máxima expresión. Este cazador ha fabricado de forma casera y artesanal un arco tradicional, empleando para su construcción madera, cuerda, limas y navajas…

En el vídeo vemos cómo se dispone a probarlo. El hombre se encarama a lo alto de un árbol en una preciosa dehesa y espera la llegada de alguna cierva. Varias pasan cerca y es una en concreto la que ofrece un blanco más claro. Tensa su arco y la flecha vuela recta como una vela, atravesando limpiamente al animal.

Toda una experiencia realmente enriquecedora que seguro te dan ganas de intentar. La caza con arco llevada al limite, emulando a nuestros ancestros.

Caza con arco un precioso jabalí

Además, si con la cierva no fuera suficiente, en el mismo vído puedes disfrutar de una apasionante espera de jabalí con arco recurvo, que tiene como resultado un navajero precioso.

Aquí tienes el vídeo:

Un corzo con arco gracias al reclamo de un coyote

Parece que es increíble pero gracias al vídeo que él mismo filmo durante el rececho de corzo, tenemos la prueba que así lo demuestra.

Pedro Ampuero consiguió cazar un corzo con arco, utilizando un reclamo de diafragma para atraer coyotes.

«La primavera pasada fui capaz de conseguir uno de los corzos que teníamos como objetivo. Después de intentar acercarme en un campo abierto, vi al macho y a la hembra yendo a la cama en medio de un cultivo donde no era posible acechar. Decidí intentar llamar a la hembra con un diafragma de coyote y esto es lo que pasó…», afirma Ampuero.

Cuando Pedro comienza a hacer sonar el reclamo, los corzos se sienten atraídos de forma casi instantánea. Se levantan y comienzan a seguir la música que llega hasta sus oídos.

El macho que se creyó coyote

Primero lo hacen despacio pero la hembra no puede reprimir su instinto maternal y se lanza al trote, seguida de su corzo.

Como suele pasar con estos animales, empiezan a dar un rodeo para tratar de coger el aire al cazador. Pedro aprovecha ese momento y cuando el corzo se detiene a unos 55 metros suelta la flecha.

El vuelo es perfecto y en las imágenes se puede observar cómo el animal acusa el flechazo. Tras dejarlo enfriar y seguir un corto rastro de sangre, Pedro encuentra al corzo. Un lance único del que me surge una duda, a ver si el propio Ampuero me la puede resolver… ¿qué hacía un reclamo para coyotes en su chaqueta?