Caza un tremendo alce que acaba cayendo a sus pies (literalmente)

alce

Este cazador tuvo la fortuna de vivir en primera persona un emocionante lance con un alce. Sin duda, el cuerpo del animal impresiona a corta distancia.

La caza puede ser una de las actividades más emocionantes de cuantas se pueden vivir en el medio narutal. Es enfrentarte a animales salvajes en su propio terreno y tratar de ganar la partida y esto, en ocasiones, no es nada sencillo.

Como ejemplo tenemos el siguiente vídeo. Un cazador americano se encuentra en un bosque cazando una de las especies estrella de esas latitudes: el alce. Un macho de imponente cuerpo y escaso trofeo irrumpe en la escena.

El tiro parece sencillo, el animal está de lado ofreciendo un blanco claro al cazador. Este dispara en dos ocasiones, provocando la desesperada carrera del alce que toma la vereda en dirección al cazador para morir a sus pies. ¡Casi le aplasta!

Un alce gigantesco se deja tocar por un fotógrafo

La naturaleza es impredecible. Unas veces vas por el campo espantando a todo bicho viviente que se encuentre a un kilómetro a la redonda y otras, como sucede en este vídeo, los animales llegan a invadir hasta tu espacio personal.

En este vídeo vemos a un fotógrafo en un bosque. Una hembra de alce se está acercando. El primer plano va a ser de los que recordará siempre. Todo un retrato. Pero el alce no se detiene y fija su atención en la cámara de fotos.

La olisquea una y otra vez hasta que el fotógrafo olvida su cámara y decide estirar la mano para acariciar el morro del animal. Este, lejos de asustarse, acepta los cariños con gusto.

Las imágenes son preciosas pero hay que recordar que jamás hay que hacer lo que hace este fotógrafo con el alce. Son animales enormes y salvajes por lo que es imposible saber cómo pueden reaccionar. Si el alce llega a enfadarse la coz sería de infarto.