Caza un fantástico corzo tras de reencontrarse con él dos años después

corzo

Pablo Ortega logró abatir este fenomenal ejemplar de corzo al que ya pudo dar caza años atrás. Un ejemplo de buen hacer y conocimiento del campo y la especie.

«El corzo del quejigo grande» es el último vídeo publicado por Pablo Ortega. El presidente honorífico de la Asociación del Corzo Español (ACE) es una de las voces más autorizadas para hablar sobre este animal de cuantas podemos encontrar en nuestro país.

Este mini documental, grabado por completo por él mismo, es un ejemplo de lo que hay que hacer cuando se tiene un precinto de corzo en el zurrón. Huyendo de las prisas y de la tan extendida fiebre del trofeo, Pablo muestra cómo, cuándo y por qué abatir un determinado corzo.

Un corzo conocido

El macho protagonista de las imágenes es un viejo amigo del cazador. Su primer encuentro tuvo lugar hace ya dos temporadas pero su aspecto de animal joven con un futuro prometedor hizo que el cazador levantara el rifle. ¿Cuántos cazadores habrían disparado entonces?

Dos años después se vuelven a ver las caras. El escenario es el mismo que tiempo atrás. Un abrupto barranco salpicado de piedra y carrascas. A la sombra del quejigo grande que destaca en la falda descansa el macho.

Con la calma necesaria, Pablo analiza el trofeo y determina que se trata del mismo ejemplar de corzo que, ahora sí, ha alcanzado el punto alto de su desarrollo. Un tiro bien colocado pone punto y final a un lance que para muchos de nosotros es toda una enseñanza.

El mismo cazador deja anotada la moraleja en la descripción de su vídeo: «El abate de corzos en la cumbre de su desarrollo físico –como el que protagoniza este vídeo– debe realizarse de manera mesurada, compensando su extracción con la caza de machos selectivos o cumplidos, juveniles y hembras.»

Historias como estas nos muestran que aún tenemos mucho que aprender. Disfruta del vídeo y toma buena nota porque no tiene desperdicio.