Caza un enorme corzo con un espectacular trofeo de 500 gramos

Este cazador escandinavo pudo por fin cobrar este enorme corzo al que llevaba siguiendo desde hace meses. Además, consiguió también grabar el espectacular lance.

Por Carlos Vignau

corzo

Desde hace unos días, la mayoría de los cazadores españoles están pudiendo hacer uso de los precintos de corzo que llevan guardados en el zurrón desde abril por culpa del dichoso coronavirus. Sin embargo, en los países escandinavos no han sufrido estas limitaciones y han podido salir desde el primer día en busca del tan ansiado trofeo de corzo.

En este vídeo de 10 minutos de duración podrás ver el trabajo de seguimiento de un cazador finés. Localizó un enorme macho cuando aún la borra cubría todo el animal y no ha parado hasta conseguir abatir al su macho.

corzo
Un fotograma del vídeo, con el corzo antes del disparo. Nordic Hunting

En el fantástico documento vemos cómo espera al enorme corzo al borde de un bosque, cortado por una vieja carretera. El animal hace acto de presencia y el cazador no se lo piensa dos veces… Lo mete en su visor y aprieta el gatillo.

EL corzo recibe el impacto de la bala y pega un salto tremendo. Después de unos metros de descontrolada carrera, cae fulminado. Cuando el cazador se acerca comprobamos que se trata de un auténtico corzazo, alto, con seis puntas perfectamente simétricas y un grosos y perlado precioso. Además, le sale una peculiar punta de la roseta izquierda. Después, el propio cazador confirma que el cráneo llegó a pesar 500 gramos.

Aquí tienes el fantástico vídeo del lance:

Otro descomunal corzo, cazado en España

Pablo Manuel Pastor Catalán, un joven de 18 años aficionado a la caza mayor y residente en Teruel, ha sido el afortunado que ha dado caza al corzo del que todo el mundo habla. Esta mañana corrían como la pólvora a través de las redes sociales varias instantáneas del imponente animal y poco después el propio cazador contactaba con la redacción de Jara y Sedal para revelar todos los detalles del que ha sido su primer corzo en rececho.

«Lo tenía fichado desde marzo. Con borra era impresionante, se le juntaban las dos cuernas», dice sobre el imponente animal. «Aunque he cazado algunos en batida, ya que en esta zona los cazamos así junto a los jabalíes, en rececho era el primero», añade.

El primer rececho de corzo de su vida

El trofeo del animal es magnífico. / P.M.P.

Pastor, decidió ir en busca del gran macho anteayer, lunes 1 de junio de 2020, el primer día que se podía salir tras los corzos en su coto. «Sorteamos las semanas y los cuarteles. El primer día nos tocó salir a mi hermano, a otro cazador y a mí», cuenta sobre el modo en que gestionan los recechos en su pueblo.

Aquel día se levantó pronto, pero no fue hasta las 7:50 horas de la mañana hasta que lo vio. «Lo localicé cruzando una siembra donde días atrás solo había visto una hembra junto a la cría del año. Nos separaban unos 350 metros. No tengo muy buenos prismáticos, así que, aunque me parecía bueno, tuve que acercarme para valorarlo mejor», describe nuestro protagonista.

Una entrada cargada de nervios

Tras recortar al animal la mitad de la distancia que les separaba extendió el trípode y, armado de paciencia se dispuso a valorar su trofeo. «Me temblaba todo. Solo le veía la cuerna, ya que las siembras están ya granadas y muy altas. Vi que era muy negra y gruesa y me puse muy nervioso. Decidí esperar a que saliera a la siembra», nos cuenta aún emocionado el joven cazador.

Cuando el corzo salió de la siembra, Pablo ya lo había metido en el visor: «Apreté el gatillo y desapareció», relata. Un disparo perfecto hizo que el animal cayera al suelo al instante.

Dos detalles más del trofeo del gran animal. / P.M.P.

Un magnífico corzo que homologará en los próximos meses

Cuando el joven llegó a la altura del animal, describe lo que sintió como «increíble». «La pena es que estuviera solo y no junto a mi hermano», dice sobre un momento tan especial que le hubiera gustado compartir junto a familiares y amigos.

El animal por el momento se encuentra en su casa aunque afirma que lo llevará a homologar en el futuro. «Lo he sacado de pecho y ahora voy a cocer el cráneo, quiero ver primero por mí mismo qué peso alcanza».