Caza palomas con cimbel con una escopeta del 410, un reto de habilidad y puntería

palomas

Con una puntería fuera de toda duda este cazador abate las palomas con cimbel, disparando con una superpuesta de este pequeño calibre.

La caza de palomas con cimbel es una de las más espectaculares de las modalidades de menor. Consiste en engañar a los grandes bandos de palomas con el uso de aves vivas que, con su movimiento, atraen a las azules a las zonas donde espera el cazador.

En esta modalidad está muy por encima de la pericia del cazador, la del palomero, quien que con su baile de cuerdas debe bailar al palomo de forma que resulte atractivo.

Sin embargo, en el vídeo que vas a ver a continuación el cazador cobra una dimensión diferente. Armado con una pequeña escopeta superpuesta del calibre 410, afronta cada uno de los lances con el éxito de una de superior tamaño.

¡Aquí tienes el vídeo!

Jabalíes con el 410. Otro reto de caza

Cuando pensamos en el jabalí siempre nos viene a la cabeza un animal fuerte, potente y astuto. Cada vez que hacen acto de presencia en algún puesto de montería o batida lo hacen con los músculos apretados, demostrando su potencia.

Esto provoca que muchos cazadores de jabalí elijan calibres grandes para tratar de darles caza. Los .300 Win. Mag., 338 o 8x68S son cartuchos habituales en casi todas las batidas pero los protagonistas del siguiente vídeo han roto todos los esquemas.

Esta cuadrilla italiana tiene la peculiaridad de que son unos locos de los calibres pequeños. Este tipo de armas tienen la ventaja de un peso reducido y un retroceso escaso que hace que disparar con ellas sea un placer. A la contra juega su escasa fuerza, muchas veces escasa para algún lance de caza.

Sin embargo, ellos demuestran que con la munición adecuada y eligiendo el momento perfecto para cerrar el lance, se puede ir de batida de jabalí equipados con escopetas del .410. Algo espectacular.