Caza de becadas con el pequeño 410: un reto al alcance de muy pocos

becadas

Si cobrar alguna becada es todo una odisea para muchos, cazar con un calibre tan pequeño como este lo convierte en una experiencia inolvidable.

Para muchos, la caza de becadas con perro es una de las modalidades estrella de cuantas se pueden practicar hoy en día. Para poder llevarla a cabo, el cazador necesita uns piernas que lo resistan todo, un perro capaz de localizar a la becada en el rincón más oculto del bosque y algo de suerte para cerrar el lance con éxito.

Por todo eso, el vídeo que vas a ver a continuación y que está subido en el canal de YouTube jose luis viella montalban, es todo un reto con mayúsculas.

A todos lo anterior, nuestro protagonista a decidido ponérselo un poco más difícil. Con la escopeta del 12 aparcada en casa, sale en busca de las becadas con una superpuesta del diminuto calibre 410 con una carga de 9 gramos.

Con todo eso, es capaz de cazar varias becadas viviendo lances de auténtico vértigo. Desde luego podemos decir que el reto ha sido superado con creces.

Lo último: salir a cazar jabalíes con el 410

Cuando pensamos en el jabalí siempre nos viene a la cabeza un animal fuerte, potente y astuto. Cada vez que hacen acto de presencia en algún puesto de montería o batida lo hacen con los músculos apretados, demostrando su potencia.

Esto provoca que muchos cazadores de jabalí elijan calibres grandes para tratar de darles caza. Los .300 Win. Mag., 338 o 8x68S son cartuchos habituales en casi todas las batidas pero los protagonistas del siguiente vídeo han roto todos los esquemas.

Esta cuadrilla italiana tiene la peculiaridad de que son unos locos de los calibres pequeños. Este tipo de armas tienen la ventaja de un peso reducido y un retroceso escaso que hace que disparar con ellas sea un placer. A la contra juega su escasa fuerza, muchas veces escasa para algún lance de caza.

Sin embargo, ellos demuestran que con la munición adecuada y eligiendo el momento perfecto para cerrar el lance, se puede ir de batida de jabalí equipados con escopetas del .410. Algo espectacular.