Nocturnas

En las intervenciones realizadas, dos cazadores disparaban desde un coche del cuerpo de Agentes Rurales mientras otro les alumbraba.


12 de Marzo de 2018

Una llamativa plaga de conejos ha obligado a programar cacerías nocturnas especializadas en varios pueblos de Lleida. La Conselleria de Agricultura declaró el 26 de febrero el estado de emergencia cinegética al comprobar que en varias localidades hay hasta 162 ejemplares por kilómetro de este animal, que causa daños considerables en campos de frutales y cereales, principalmente de la comarca del Segrià y en algunos de Les Garrigues.

La Generalitat aprobó cacerías nocturnas, que han supuesto la caza de 470 ejemplares. Hasta el jueves se habían organizado tres batidas, una en Alpicat, con 118 conejos matados; otra en Rosselló, con 120; otra en Soses con 180 y una más den Les Borges Blanques, con 52. En cada una se han abatido 140 conejos de media, según el jefe del Cuerpo de los Agentes Rurales de las comarcas de la Plana de Lleida, Llorenç Ricou.

En las cacerías nocturnas autorizadas por la Conselleria participan un mínimo de cinco personas en un coche de los Agentes Rurales. Conduce un agente, de copiloto va un agricultor y detrás los dos tiradores y una persona que alumbra con un foco. En ocasiones van dos personas para alumbrar. Los conejos abatidos se llevan a una empresa de tratamiento de animales muertos que los quema, según Llorenç Ricou.

El plan piloto de prevención y mitigación de los daños producidos por el conejo abarca 6.000 hectáreas de los municipios de Torrefarrera, Alpicat, Rosselló, Lleida, Almacelles y Alguaire, una zona de regadío tradicional. Además de abatir ejemplares, plantea localizar los principales focos de madrigueras para intensificar las capturas.

En los últimos meses los agricultores también han implantado medidas de prevención de los cultivos, como la colocación de protectores en los frutales. No obstante, según ha constatado Agricultura estas redes no son suficientes por lo que justifica las batidas.

Noticia publicada en lavanguardia.com

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here