¿Buscas un perro para cazar en mano? Estos son los candidatos

perros de caza

Son muchas las razas de perros de caza que pueden ayudarte en esta tarea, pero hay dos que destacan sobre el resto: el pointer y el epagneul bretón.

Por Redacción Cosas de Caza y Pesca

perros de caza

A favor del pointer

Para la gran mayoría de los expertos es la mejor raza de muestra, tanto por la perfección de sus líneas adaptadas a lo que se le pide en el terreno como por su velocidad, resistencia y olfato. Con una extraordinaria memoria y una gran capacidad de aprendizaje, es noble, obediente, fiel con su amo y muy sociable: se lleva bien con los niños y aunque suele trabajar solo acepta bastante bien cazar en compañía de otros perros de caza.

En contra del pointer

Es cierto que son animales capaces de trabajar duro durante horas sin mostrar el más mínimo síntoma de fatiga, pero por esa misma razón te pedirá un entrenamiento casi diario. Tendrás que liberar horas para satisfacer esta necesidad… y mucha paciencia durante su adiestramiento, sobre todo los tres primeros años. Sí, son obedientes, pero en ocasiones también tercos como mulas.

A favor del epaugnel bretón

Aúna las bondades de las razas más cazadores junto a las de los mejores perros de compañía. Ideal para el cazador que reside en la ciudad, en el campo se transforma. Transmite alegría al escopetero, aunque tarde en localizar alguna emanación. Listo y con desparpajo, es activo e incansable en la búsqueda, que siempre se toma como un juego. Su adiestramiento no es complicado, y suelen ser muy obedientes. 

En contra del epaugnel bretón

Son animales de pelo fino y más bien largo, por lo que después de cada cacería, especialmente si ha trabajado entre vegetación alta o cereales, hemos de revisar tanto sus extremidades como sus orejas en busca de parásitos y espigas. Tremendamente completo para el ejercicio de la caza, tan sólo deberás prestar atención a sus enérgicas carreras en sus primeras salidas: tendrás que estar atento y evitar que se desboque.

Otras opciones

Aunque no es un especialista en estas lides, el podenco andaluz es una raza que responde en cualquier modalidad de menor. Ágiles y muy listos, muestran un celo desbordante cuando ven a su dueño empuñar un arma. Es válido también para levantar perdices.

Muy similar al pointer pero con capa de color marrón, el braco húngaro mezcla a la perfección las cualidades de los mejores perros de muestra con las habilidades en el cobro de los retrievers más avezados. No suelen cazar muy lejos de la escopeta.

El griffon korthals es de origen holandés y estuvo de moda entre los cazadores españoles en la década de los 80 es apto para cualquier tipo de caza. Su muestra es fija y segura, manteniendo las distancias con su presa para no espantarla.