Sucedió en Ontario, Canadá, donde cada vez son más comunes este tipo de ataques.


23 de Julio de 2017

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here