Cetreros

La Asociación de Cetreros Extremeños (Aceex) y la Asociación Española de Cetrería y Conservación de Aves de Presa (Aecca) consideran que el proyecto de decreto sobre tenencia, exhibición y cría en cautividad de aves de presa que prepara la Junta de Extremadura plantea varios problemas.


16 de Agosto de 2017

Entre otros, que la Junta «se adjudica competencias que corresponden a otros organismos, como es el caso de la cría en cautividad, que ya está regulada por el Cites (Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre), el registro del ADN de las rapaces, que corresponde a los Servicios de Inspección Soivre, o la autorización de tenencia de estas aves, que es de la persona que legalmente ha adquirido el ejemplar y cuenta con la documentación que acredita su procedencia.

Aceex cree que el decreto perjudica a la cetrería, y destaca que se trata de una copia, en algunos puntos literal, del catalán. En su opinión, habría sido más acertado tomar como referencia los textos de regiones próximas, como Andalucía o Castilla-La Mancha.

La Federación les apoya

Las dos asociaciones, a las que se ha sumado la Federación Extremeña de Caza, han presentado alegaciones al decreto, que está en tramitación. A pesar de que el colectivo de cetreros extremeños impulsó la creación de esta normativa, lamentan que la administración regional haya excluido a Aceex del desarrollo del decreto. En su opinión, «debería haberse creado un grupo de trabajo donde los cetreros de la región pudieran aportar su experiencia e inquietudes». Además, critican que en este proceso sólo se les haya invitado a participar en una reunión, y afirman que la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio se negó a cualquier tipo de negociación.

La asociación demanda un decreto y un marco jurídico que sea apropiado para la actividad, ya que recuerdan que es el propio cetrero el interesado en que se persiga y denuncie cualquier actividad ilegal relacionada con la tenencia de aves de presa. Solicitan también un programa regional de cría, en el que un equipo multidisciplinar de cetreros pueda ayudar a que ciertas especies vulnerables dejen de estar en peligro de extinción, como es el caso del águila imperial ibérica. Exigen también que la nueva regulación favorezca la cetrería, que desde hace decenios se usa para recuperar y reintroducir rapaces en la naturaleza y que la Unesco declaró Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en el año 2010.

Noticia publicada en hoy.es

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here