Munición

El director general de Gestión Forestal, Caza y Pesca, José Ramón López Pardo, ha asegurado hoy que se están analizando las alternativa al uso de munición de plomo en la caza, en estrecha colaboración con el ministerio de Medio Ambiente y con la Unión Europea.


11 de Mayo de 2017

López Pardo ha comparecido hoy ante la Comisión de Desarrollo Rural de las Cortes, a petición de Podemos, para informar sobre la munición de plomo en la actividad cinegética en Aragón, prohibida ya de hecho en la práctica cinegética en los humedales pero no fuera de ellas, con carácter general.

Ha asegurado que el ejecutivo autonómico mantiene una posición abierta de colaboración a nivel europeo en materia de plumbismo, de forma que cualquier decisión que se tome al respecto irá en consonancia con el Mapama (Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente), para dar coherencia a las decisiones que se tomen.

López Pardo ha reconocido que puede ser “positivo”, como le ha pedido la diputada de Podemos Marta de Santos, hacer un llamamiento de los agentes del Seprona y de los servicios provinciales de medio ambiente para que insistan en difundir el recordatorio de esta prohibición a los cazadores que practiquen en los humedales.

El director general ha recordado también que no hay una posición común en cuanto al uso del plomo en la Unión Europea, y ha explicado las razones por las que las alternativas a esta munición no se usan aún.

Algunas alternativas al plomo, como el acero, son menos letales, con lo que pueden dejar malherido al animal durante días, y no se deforman, lo que hace que aumente el peligro de que el proyectil rebote y dañe a las personas que están en el monte, además de que no todas las armas las admiten.

Si se demuestra finalmente que hay alternativas eficaces y a un coste razonable, algo por lo que también trabaja la Federación de Caza, el Gobierno de Aragón las apoyará.

Además, López Pardo ha destacado la importancia económica de la caza en el medio rural, pero también para contrarrestar la proliferación de determinadas especies animales, y se ha mostrado de acuerdo en mantener el “statu quo” actual hasta que no haya una postura común y definida en la Unión Europea.

De Santos, por su parte, ha recordado que el plomo es un metal pesado que no se degrada, y que está prohibido en casi todos los ámbitos, por lo que no entiende que en la caza aún se de esta excepcionalidad.

Se ha demostrado, ha dicho, que hay altas concentraciones de plomo en aves carroñeras e incluso en piezas de caza mayor, por lo que ha apostado por la eliminación progresiva y paulatina de este tipo de munición.

El popular Ramón Celma ha lamentado el “ataque gratuito” que realizan Podemos e IU a la caza siempre que tienen ocasión, debido a sus “prejuicios” y sin tener en cuenta que es una actividad muy importante para el sostenimiento medioambiental y económico de muchas zonas rurales.

El socialista Herminio Sancho ha considerado que la prohibición de este tipo de munición no parece estrictamente necesaria al no haberse podido determinar los efectos críticos en la salud humana, mientras que, por el contrario, Lucía Guillén (PAR) sí que ha alertado de sus afecciones al medio ambiente y ha recordado que la UE prepara nuevas restricciones, incluyendo las zonas de pesca.

Por Ciudadanos, Ramiro Domínguez ha reconocido los problemas que causa el plomo, pero “en su justa medida” y ha dicho que si se cambia el material “debería hacerse de forma gradual.

Finalmente, Patricia Luquin (IU) sí que ha considerado el del plomo un problema sanitario y medioambiental y ha recordado que hay colectivos que llevan años pidiendo su prohibición definitiva.

Noticia publicada en elperiodicodearagon.com

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here