La Ley de bienestar animal de Castilla-La Mancha da alas al prohibicionismo animalista

perro caza
Afectará a los animales de caza / Fuente: Pixabay

Esta nueva ley pretenderá conseguir el ‘sacrificio cero’. Entre otras medidas, se prohibirá el empleo de animales en circos y en fiestas populares, la donación de animales como premio o regalo y el sacrificio sin garantías previstas en la ley


Redacción Cosas de Caza y Pesca

El anteproyecto de ley de bienestar animal de Castilla-La Mancha ha sido aprobado en el día de ayer por el Consejo de Gobierno. Ya está en la Cortes para su tramitación parlamentaria.

Dicha ley afectará a todos los animales, excepto a situaciones concretas como la producción ganadera. También afectará a los animales de caza, a excepción del ejercicio de la actividad cinegética.

Una novedad importante es que se pretende conseguir el ‘sacrificio cero’. Pero se incluirá un procedimiento de eutanasia, que será llevado a cabo por un veterinario de manera rápida e indolora.

Se prohibirá el maltrato y las mutilaciones con fines exclusivamente estéticos. El sacrificio o matanza de los animales deberá reunir las garantías previstas en esta ley. Otra novedad es la prohibición de mantener encadenados de manera continua a los animales. También se prohibirá la donación de animales como recompensa, premio o regalo, su empleo en circos y fiestas populares o cualquier actividad que suponga sufrimiento, dolor o tratamientos antinaturales.

En la actualidad, el registro de animales está dividido, al existir uno autonómico y otro local. Sin embargo, esto quedaría unido en un solo registro ‘gestionado por el Consejo de Colegios Profesionales de Veterinarios de Castilla-La Mancha bajo las directrices de la Dirección General de la Consejería con competencias en materia de identificación y registro de animales, al que tendrán acceso las Administraciones con competencias en el ámbito de aplicación de esta ley’.

Sanciones de 60.000 euros

Las sanciones económicas por incumplimiento de la citada ley aumentarán significativamente. Actualmente están estipuladas sanciones de 6.000 euros y se pretende que a partir de la entrada en vigor de la nueva normativa, alcancen los 60.000 euros. Su aprobación está prevista para antes del verano.