El motivo es que el niño le dijo que le gustaba acompañar a su padre a cazar.


12 de Mayo de 2017

Los hechos ocurrieron en El Campo Grande de Valladolid, tal y como relata una usuaria de Facebook que responde a las iniciales de Y. Ch. Esta mujer se encontró hace unos días con un conocido que iba acompañado de sus nietos y comenzó a hablar con ellos delante de un estanque en el que había patos, en la ciudad de Valladolid.

Fue entonces cuando el niño afirmó que le gustaban los animales, según narra Chapado. Además, el menor de nueve años, según la versión de la animalista, aseguró que lo que le gustaba era “salir con mi padre de caza los sábados y los domingos”. “Ando mucho y me lo paso muy bien dijo el niño”.

animalista

Ante estas afirmaciones del menor, Y. Ch. afirma desde su perfil que pasó de su color de piel “al morado en cuestión de segundos”. Y finalizó su comentario afirmando que le dieron ganas “de meterle la cabeza en el estanque de los patos y no sacársela hasta que dejara de patalear”.

Estos hechos recuerdan a los que ya tuvieron que sufrir otros niños como fueron los casos de Adrián, el niño que quería ser torero recientemente fallecido y al que le desearon la muerte varias personas en redes sociales -algunas de ellas acabaron detenidas-, y el caso de los dos hijos de Ana Belén Torres, a los que desearon la muerte en Facebook por ser aficionados a la actividad cinegética.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here