Un alce cruza un lago a nado… ¡con un perro de caza en su chepa!

perro de caza

El enorme alce decidió escapar del acoso del perro de caza zambulléndose al agua pero no contaba con el coraje del can, que no dudó en seguir mordiendo a su presa.

Por Carlos Vignau

alce

Muchos cazadores sabemos de lo que son capaces nuestros perros de caza. Suelen demostrar un valor fuera de lo normal yendo al agarre de un enorme jabalí en montería o desgastando sus almohadillas en pleno monte persiguiendo a las perdices.

En esta ocasión nos desplazamos hasta un lago ubicado en Rusia. Vemos cómo un alce intenta cruzar a nado dicho lago. Unos hombres graban la escena desde un bote a corta distancia pero lo verdaderamente sorprendente que es que el enorme cérvido tiene colgado de su grupa a un perro que no para de morderle.

No sabemos si se trata de una acción de caza en la que el alce se echó al agua para huir del perro o el can viajaba con los hombres en la balsa y no pudo reprimir sus instintos y se lanzó a por su presa.

Aquí tienes las sorprendentes imágenes:

Así se cazó el alce más grande del mundo

Con la densa niebla cubriendo las pendientes del noreste de Washington y a sólo dos días del final de la temporada de alces, el cazador Jim Hall consiguió abatir, el 28 de noviembre de 2018 en las cercanías de Republic -una ciudad ubicada en el condado de Ferry en Estados Unidos- el récord del mundo de alce.

Aquel día, Hall y su compañero de caza, Jason Parlari, se dirigieron a un área recomendada por un conocido que vive en el condado de Ferry para tratar de localizar un buen macho y utilizar el último precinto que les quedaba antes del final de la temporada de caza. Mientras Parlari conducía, Hall echaba una ojeada a ambos lados de la carretera. «Estaba muy nublado», relató Hall para Spokesman.

Otra imagen del alce. / The Hunting News

Fue entonces cuando apareció un enorme alce que miró frente a frente a los dos cazadores. Parlari paró su vehículo más adelante para acompañar después a Hall y tratar de volver a localizar al animal y dispararlo. Hall consiguió ver al animal de nuevo y dispararle dos veces en su costado derecho. 

«No se dio cuenta de la cuerna de la pieza, solamente pensaba en darle una muerte limpia y rápida», aseguró para el citado medio. El animal cayó del segundo disparo. Cuando Hall y Parlari se acercaron, se dieron cuenta de que habían abatido una pieza histórica. 

Un alce de record

Los cazadores cargaron el alce en su camión y un amigo de Hall que se dedica a medir trofeos para el Safari Club le recomendó que inscribiese al alce en el ranking internacional.

Poco después, el pasado 4 de abril, se enteró de que su trofeo era récord mundial. Su alce alcanzó 242 pulgadas de longitud total. El director del Safari Club International confirmó la puntuación de Hall y afirmó que se trataba de un nuevo récord del mundo. El alce superó la puntuación del hasta ahora número uno, cazado por de Shiras Moose en Alberta en 2005.

Hall estima que el alce pesaba unos 320 kilos y envió los dientes del animal al Departamento de Pesca y Vida Silvestre de Washington para conocer la edad exacta del animal, aunque aún no ha recibido los resultados.