Este cazador templa los nervios para elegir el momento exacto y realizar el disparo con arco. Lo que los cazadores llamamos ‘dejar cumplir la caza’.


Redacción Cosas de Caza y Pesca

Si cazar con arma de fuego, en ocasiones, ya es complicado, hacerlo con arco es añadir otro punto de dificultad. En la caza con arco la distancia de tiro debe ser muy próxima a la pieza. Utilizar este medio para nuestros lances tienes sus inconvenientes, exige más al cazador, pero la satisfacción es mayor.

El arquero debe conocer exactamente la distancia al objetivo, ya que la flecha puede variar varios centímetros de altura en pocos metros. Lo que en muchos casos significa errar el tiro. Por ello, el medidor de distancia es una herramienta indispensable.

Las distancias de tiro que suelen ser efectivas para la cazar con arco es hasta 30-35 metros. Los más experimentados pueden llegar hasta los 70-80 metros, pero los noveles no deben arriesgar a tirar tan lejos.

Pero el inconveniente viene a la hora de acercarse a tan poca distancia a un animal salvaje. Sus sentidos siempre están alerta. Cualquier pequeño traspiés, un roce de la ropa o la brisa cambiante pueden estropear todo el esfuerzo realizado. Por ello, se requiere de paciencia y de experiencia.

Muchas flechas a la diana

Además, se debe dominar el arco a la perfección, y esto no es cuestión de un día. Antes de salir a cazar con él, previamente hay que entrenar y tirar muchas flechas a una diana. Probar distancias de tiro, ver agrupaciones, corregir fallos en la postura y la ‘suelta’.

Cada vez son más los cazadores que se aficionan a la caza con arco. Una herramienta para cazar que algunas administraciones han elegido para llevar a cabo control de poblaciones de jabalí en zonas urbanas.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.